«No te enamores de una mujer que lee».


No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe… No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca. No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma.

No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (esas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música.


No te enamores de una mujer a la que le interese la política, que sea rebelde y sienta un inmenso horror por las injusticias. Una a la que le gusten los juegos de fútbol y de pelota y no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo.

No te enamores de una mujer intensa, lúdica, lúcida e irreverente. No quieras enamorarte de una mujer así. Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, JAMÁS se regresa.

© Rivera-Garrido, Martha (2014).

Quizás también te guste

1 comentarios

  1. Simplemente hermoso.
    Nosotras no buscamos un amor efímero, nosotras buscamos a un compañero que nos enseñe amar la vida y que a su ves nosotras le enseñemos, que logremos ser el apoyo y fuerza del uno y que seamos siempre sinceros. Habrá momentos en donde queramos estar solas, pero no es por que nos ha cansado la relación, sino porque por momentos necesitamos reflexionar lo que hemos y estamos diciendo para así sonreír y decir con felicidad "lo estoy haciendo bien, sigamos con esto".

    ResponderEliminar