LOS 25 LIBROS QUE TODO NIÑO DEBERÍA HABER LEÍDO

15:33:00




Cuando hablamos de literatura infantil o juvenil siempre surge el debate de qué es exactamente esta literatura, en qué consiste. Es decir, durante muchos años esta literatura no existió como género, sino que había una serie de autores (Stevenson, Verne, Dumas, etc.) que se recomendaban a los lectores más jóvenes, sin que esas lecturas, en principio hubieran sido escritas con ese propósito. Fue más tarde cuando ya nació lo que hoy conocemos efectivamente como literatura juvenil e infantil.
En todo género, por supuesto, siempre hay mucha paja, muchos libros que en realidad no son literatura juvenil, libros que ni siquiera deberían haber sido publicados jamás, y por supuesto joyas imprescindibles de obligada lectura.
A propósito de todo esto, la página web Flavorwire publicaba hace poco un artículo sobre los 25 libros que todo niño debería tener en su estantería. La lista es la siguiente:
  1. 'El principito', de Antoine de Saint-Exupéry.
  2. 'Donde viven los monstruos', de Maurice Sendak.
  3. 'The Pushcart War', de Jean Merrill
  4. 'The Sweetest Fig', de Chris Van Allsburg
  5. 'Matilda', de Roald Dahl
  6. 'Las aventuras de Huckleberry Finn', de Mark Twain
  7. 'Dealing With Dragons', de Patricia C. Wrede
  8. 'Alicia en el País de las Maravillas' de Lewis Carroll
  9. 'Un mago de Terramar', de Ursula K. Le Guin
  10. 'El mago de Oz', de L. Frank Baum
  11. 'Harriet the Spy', de Louise Fitzhugh
  12. 'Half Magic', de Edward Eager
  13. 'Peter Pan', de James M. Barrie
  14. 'A Wrinkle in Time', de Madeleine L’Engle
  15. 'El viento en los sauces', de Kenneth Grahame
  16. 'Madeline', de Ludwig Bemelmans
  17. 'Where the Sidewalk Ends', de Shel Silverstein
  18. 'The Phantom Tollbooth', Norton Juster
  19. 'The Giver', de Lois Lowry
  20. 'The House at Pooh Corner', de A. A. Milne
  21. 'The Story of Ferdinand', de Munro Leaf
  22. 'La telaraña de Charlotte', de E.B. White
  23. 'Lizard Music', de Daniel Pinkwater
  24. 'I Capture the Castle', Dodie Smith
  25. 'Oh, The Places You’ll Go!', Dr. Seuss
La lista, como podéis ver, es muy anglófila, puesto que está casi exclusivamente formada por autores que escriben en inglés, salvo contadas excepciones. Este hecho hace que también muchas obras no estén editadas en español (algunas de ellas me las he apuntado para comprarlas en inglés en Amazon, porque tienen buena pinta). Algunos son clásicos que han entrado dentro del 'canon' de la literatura infantil/juvenil que también compartimos en el ámbito hispánico, como es el caso de los libros de Mark Twain o Roald Dahl, o 'El viento en los sauces', 'Peter Pan' o 'El mago de Oz'. De Roald Dahl, por ejemplo, hay muy buenos libros que merecerían estar dentro de la lista, como 'Charlie y la fábrica de chocolate','James y el melocotón gigante' o incluso sus memorias 'Boy', que suelen gustar a los pequeños lectores.
De otras obras seleccionadas, no es que dude, pero considero que son obras que trascienden bastante lo que es la literatura infantil y pueden tener una segunda lectura mucho más reflexiva o simbólica, dependiendo de la formación del lector: son los casos de 'El principito' de Saint-Exupéry, que a mí personalmente nunca me ha parecido una lectura para jóvenes, y 'Alicia en el País de las Maravillas'.
Fray Perico
Si tuviéramos que hacer una lista similar desde un contexto castellanohablante, yo hubiera añadido algunos títulos, como por ejemplo el imperecedero 'Fray Perico y su borrico', de Juan Muñoz Martín, un clásico que desde su aparición en 1980 (fue Premio Barco de Vapor en 1979) no se ha dejado de reimprimir, y del que el propio autor ha ido escribiendo nuevas entregas. Para los que no lo conocéis, este libro cuenta la historia de veinte frailes de un convento de Salamanca donde un día llega un fraile rústico, gordo y colorado, que desea ser hermano como ellos. Es Fray Perico, que resulta ser un desastre en todo lo que hace, pero está lleno de bondad e inocencia. La verdad es que es un libro muy tierno, nada cursi, y su humor siempre funciona bien.
Otra saga que yo incluiría en esta lista es la de Manolito Gafotas de Elvira Lindo. Las historias de este pequeño mequetrefe, su hermanito 'El imbécil', su abuelo, y sus padres, son uno de los referentes de los últimos años en la literatura española de este género. Elvira Lindo conectó muy bien con su público con un personaje que se hace muy cercano al lector y piensa de una forma parecida.
Y seguramente habría muchos más que citar como clásicos inevitables en la literatura infantil. ¿Qué os parece la lista de Flavorwire? ¿Qué quitaríais, qué añadiríais? ¿Qué pensáis de los que os he propuesto? ¿Cuáles son los que vosotros pondríais? ¡Ahí lo dejo!
¡Por cierto! Si os interesa el tema, Luis Daniel González escribió una 'Guía de clásicos de la literatura infantil y juvenil' en Ediciones Palabra, que recoge una gran cantidad de títulos, clasificados por géneros, indicando argumento y comentarios para su recomendación.
Imagen | Meritxell Ribas Vía | Flavorwire

TAMBIÉN TE GUSTARÍA LEER

2 comentarios

  1. Es una verdadera pena que entre estos textos, quizás por desconocimiento no incluyan a "Corazón" del autor italiano Edmundo de Amicis, que está muy por encima en narrativa y calidad literaria que muchos de los aquí citados. "Corazón" que es de lectura obligatoria en la escuela elemental de Italia u otros países de Europa, ha sido editado en casi todos los idiomas, mientras muchos de estos textos quizás no sean conocidos ni en su país de origen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro "Corazón, diario de un niño" que es el título con que yo lo conozco, es hermoso y lo que le sigue, lleno de enseñanzas, de valores que en la actualidad no son fomentados y sí demasiado olvidados

      Eliminar